PERSONAJES  >  Portada

 

 

 

DON GABINO HERNÁNDEZ CRUZ, NOS HIZO EL GOFIO Y TRAJO LA LUZ

        

         Don Gabino Hernández Cruz, una persona procedente del Municipio de San Bartolomé por sus dos ramas, pero nacido en Haría, fue una persona destacada en el Municipio, hacendado, montando en Haría una buena Molina de Fuego para gofio, y luego acopló sus instalaciones para dar luz al pueblo de Haría, dando empleo fijo a dos personas, como fueron su sobrino Don Silvestre Hernández Núñez y Don Sebastián Dorta Rivera, habiendo ejercido de Alcalde en tres ocasiones y  además de  Juez de Paz.

         Don Gabino Hernández Cruz, nació en Haría, el día 30-06-1882, y falleció el día 05-01-1968,  en estado de soltero, siendo su verdadero nombre el de Pablo-Gabino.

         Don Gabino era hijo de Don Tomás Hernández Martín, nacido en San Bartolomé el 01-01-1848, y falleció en Haría el 19-05-1912, y de Margarita Cruz Afonso, que nació el 01-01-1858  y falleció el día 22-02-1899, y este matrimonio se ubicó en la Calle La Tegala, instalando un comercio, casando luego con  Florencia Curbelo Díaz.

         Pero Don Gabino, además era nieto de Don Gabino Cruz Hernández, nacido en San Bartolomé en 02-01-1811, y falleció en Haría, el día 21-07-1901, y de Doña Rosalía Afonso Reyes, nacida en San Bartolomé el 01-01-1811, fallecida en Haría el día 13-05-1899, que dejaron tres hijos apellidados Cruz Afonso.

         Don Gabino emigró a la isla de Cuba  y allí ejerció la profesión de Sastre, con una clientela de élite, compuesta de empresarios y políticos, y parece que fue muy apreciado, y luego al regresar, se sabe que también trabajó de sastre en Haría.

         En la década de 1920, montó en Haría una buen molino de fuego para moler gofio, con unos buenos motores y teniendo una buena clientela, aunque el primero en este negocio en Haría, fue Don Francisco Torres Umpiérrez, más tarde de Fernando Betancor Martín, y también tuvo otra Don Antonio Perdomo Rosa, en la Calle Faja.

         Pero Don Gabino, aún no se consideraba satisfecho, y se ideó el montar una Fábrica de Luz, y para ello utilizó el motor de la Molina, con sus alternadores y acoples y por el año de 1932, ya logró el objetivo de dar luz eléctrica al pueblo de Haría, y era corriente continua, y daba luz desde el obscurecer hasta las 11 o 12 de la noche, según los días largos o cortos y avisaba cuando iba a apagar, con unos cortes de aviso.

         Pero Don Gabino no fue el primero en dar luz en Haría, ya que el Piloto Mercante Don Matías Reina Rodríguez, la daba en los años de 1920 en la Villa Dolores.

         Don Gabino fue Alcalde de Haría en tres ocasiones, en 1923, 1935 y 1938 y en esta etapa última, propuso y consiguió que el popular Cura Don Juan Arocha Ayala, fuera nombrado como Hijo Adoptivo de Haría. Fue además,  Juez de Paz de Haría.

         Don Gabino se granjeo la amistad y el aprecio de la gente del pueblo, porque era servicial y caritativo y echaba una mano en casos de apuro, si podía.

         Don Gabino, que no tenía herederos forzosos, y con bastantes años ya, estaba obsesionado porque quería que las iniciales de su nombre, prevalecieran una vez muerto él, en sus propiedades, y así eligió sucesor a su sobrino nieto Gabino Hernández Martín.

         Han colaborado Tomás Hernández Casanova y Jesús Perdomo Ramírez